X

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

ComunicaeV5

Un despacho de abogados de Pamplona explica como queda el reparto de los gastos hipotecarios

Saralegui Iglesias Abogados, despacho de abogados de Pamplona, informa de la modificación del criterio seguido hasta la fecha por las Audiencias Provinciales, y fija doctrina sobre qué gastos hipotecarios deben ser reintegrados a los consumidores que han firmado hipotecas para sus viviendas. El equipo de especialistas del despacho de abogados de Pamplona informa y analiza la decisión tomada por el Tribunal Supremo

Publicado en Pamplona el en Nacional , Derecho , Finanzas , Navarra

Saralegui Iglesias Abogados cuenta con despachos de abogados en Pamplona, Soria, Bilbao y Burgos, y son especialistas en Derenco Bancario. En relación a ello, explica la novedosa sentencia, de fecha 23 de enero de 2019, que analiza la abusividad de dos cláusulas contenidas en los préstamos hipotecarios de los consumidores. La primera de ellas, es la referente a la comisión de apertura y la segunda, la cláusula que impone al prestatario la obligación de pagar todos los gastos de la hipoteca.

Con respecto a la cláusula de la comisión de apertura, entiende el Alto Tribunal que esta comisión no es una partida ajena al precio del préstamo; por el contrario, alega en su sentencia que el interés remuneratorio y la comisión de apertura constituyen las dos partidas principales del precio del préstamo, en cuanto que son las principales retribuciones que recibe la entidad financiera por conceder el préstamo al prestatario, y no corresponden a actuaciones o servicios eventuales del banco.

Que algunas entidades financieras hayan optado por no cobrar comisión de apertura no supone otra cosa que, en el ejercicio de la libertad de empresa, han preferido limitar el precio de su servicio al cobro de un interés remuneratorio.

En síntesis, en esta sentencia se declara lícita la cláusula de la comisión de apertura entendiendo que la entidad financiera la pueda cobrar como parte integrante del precio que el banco pone a sus servicios.

La segunda cláusula objeto de esta sentencia es la cláusula que impone al prestatario los gastos ocasionados por la preparación, la formalización, la subsanación, la tramitación y la modificación del préstamo hipotecario, la constitución y la cancelación de la garantía, además de otros gastos. No se discute en el recurso el carácter abusivo de esta cláusula puesto que el Tribunal Supremo ya la declaró nula, por ser abusiva, en la Sentencia 705/2015, de 23 de diciembre. Lo que cuestiona ahora el Alto Tribunal son los efectos que debe tener esta declaración de abusividad sobre los gastos notariales, los de registro de la propiedad y los gastos de la gestoría.

Nadie pone en duda, y así lo establece la Sala, que estos gastos son pagos que han de hacerse a terceros como honorarios por su intervención profesional con relación al préstamo hipotecario. Por ello, la declaración de abusividad no puede conllevar que esos terceros dejen de percibir lo que por ley les corresponde.

A lo largo de esta sentencia, se hace una distribución “equitativa” de los gastos hipotecarios, que hasta la fecha los asumía en su totalidad el consumidor.

La Sala concluye que la intervención notarial interesa a ambas partes, por lo que los costes de la matriz de la escritura de préstamo hipotecario deben distribuirse por mitad. Al igual que sucede en la escritura de modificación del préstamo hipotecarios, puesto que ambas partes están interesadas en la modificación o novación.

En lo que atañe a los gastos del registro de la propiedad, los imputa en su totalidad a la entidad financiera ya que la garantía hipotecaria se inscribe a favor del banco prestamista.

En lo que respecta al pago de los honorarios de la gestoría, entiende el Alto Tribunal que dado que las gestiones se realizan en interés o beneficio de ambas partes, el gasto generado por este concepto deberá ser sufragado por mitad.

Todos aquellos que vayan a firmar sus hipotecas, tienen que ser conocedores de este nuevo cambio jurisprudencial y saber que su banco no puede obligarles a pagar la totalidad de los gastos derivados de su préstamo.

Aquellos ciudadanos que ya tengan o hayan tenido hipoteca suscrita con el banco, deben solicitar por escrito a la entidad la devolución de los siguientes gastos: el 50% de la factura de notaría, el 100% de la factura del registro de la propiedad y el 50% de la factura de la gestoría que tramitó sus escrituras. Además el banco les deberá abonar los intereses legales de estas cantidades desde la fecha del pago. Si el banco declina su petición, deberán acudir a los Tribunales para su devolución.

Saralegui Iglesias abogados son especialistas en Derecho Bancario y cuenta con despachos en Pamplona, Bilbao, Soria y Burgos. Si se tiene alguna consulta, se puede llamar para una cita gratuita al 948 06 38 56 o enviar un mail a [email protected]

Si quieres recibir más información sobre esta nota de prensa puedes solicitarla en el siguiente enlace:

Más Información

Notas de Prensa Relacionadas

Asesoramiento gratuito de comunicación

Si tienes un negocio, es importante que cuides y trabajes tu comunicación. Comunicae te ofrece una sesión gratuita con uno de nuestros asesores para analizar y mejorar tu estrategia de comunicación.

Solicítalo ahora

Notas de prensa destacadas