X

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

ComunicaeV5

Menorca abre las puertas a sus fiestas patronales por tramuntanarentacar.es

Arraigadas en el acervo cultural, su tradición es centenaria. Las fiestas patronales de Menorca, una práctica centenaria, engalanan la isla desde junio hasta septiembre. Se celebran anualmente en cada pueblo y abarcan la totalidad del verano. Sus protagonistas son el caballo y el caixer o jinete, aunque cada una de ellas tiene peculiaridades que las hacen únicas

Publicado en Mahón el en Viaje , Coches , Baleares , Ocio , Turismo

Menorca abre puertas y ventanas a sus fiestas patronales. Unas celebraciones que se conmemoran anualmente en cada pueblo y que comprenden la práctica totalidad del verano, hasta septiembre. De tradición centenaria, recorren la isla palmo a palmo. El pistoletazo de salida lo dan las fiestas de Sant Joan de Ciutadella y continúan por otros pueblos.

Los protagonistas de las fiestas patronales de la isla son el caballo. Se perfila como un ejemplar auténtico de pura raza y color negro intenso, noble y autóctono, adiestrado especialmente para estas celebraciones.

Por otro lado, sobresale el caixer o jinete, que se viste al más puro estilo francés con un frac negro y una camisa blanca. Indumentaria que combina con la propia de los payeses menorquines del siglo XVIII.

Sin embargo, no son las únicas estrellas que brillan con luz propia en las fiestas patronales, ya que cada una tiene unas características y personajes que las hace únicas.

Para ayudar a todo aquel que quiera visitar estas fiestas la empresa de local de alquiler de coches Tramuntana Rent a Car Alquiler Coches Menorca ha difundido el siguiente calendario con las fiestas patronales de Menorca.

Sant Joan en Ciudatella de Menorca (del 16 al 25 de junio)
La fiesta más emblemática de Menorca no ofrece vestigios de su origen. Aún así, parece que se remontan al siglo XIV o al menos sus fundadores quisieron acomodarse a las costumbres de aquel siglo.

La hipótesis más extendida sobre su origen está en los Caballeros de San Juan de Malta. Acudieron a la isla con Alfonso III de Aragón y se establecieron en ella. Hoy es una fiesta eminentemente popular, que atrae a un gran número de turistas y forasteros.

Los tres días centrales de esta conmemoración lo comprenden el día “d’es be”, la vigilia y el día de Sant Joan.

Sant Martí en Mercadal (21 y 22 de julio)
Las fiestas de Sant Martí, como las de Sant Joan, datan de muchos años. De hecho, es una de las conmemoraciones más antiguas después de Sant Joan.

Con una elevada importancia y tradición, Mercadal acoge los festejos con la participación del consistorio. Este está presente en todos los actos como la entrega de la bandera o cuando el caixer solicita permiso para comenzar la fiesta.

Sant Antoni en Fornells (28 y 29 de julio)
El cuarto domingo de julio recibe las fiestas de este pequeño pueblo del municipio de Es Mercadal.

Además de la inigualable presencia de los caballos, las fiestas de Fornells ofrecen actividades para todos los gustos y edades. Desde meriendas de chocolate y “coca bamba” para los jubilados hasta talleres infantiles pasando por subastas benéficas, conciertos al aire libre o mercadillos nocturnos.

Sant Jaume en Es Castell (del 24 al 26 de julio)
El núcleo urbano y el puerto de Cales Fonts se llenan de ambiente durante las fiestas del patrón de Es Castell: Sant Jaume.

El municipio acoge conciertos y actuaciones diarias, el pregón de las fiestas, recorrido de los caixers en comitiva, las típicos “jaleos” en la plaza, carreras de caballos, feria de atracciones, fuegos artificiales y verbenas.

Sant Cristófol en EsMigjorn Gran (del 30 de julio al 4 de agosto)
Una vez más caixers y caballos adquieren las riendas de estas fiestas patronales. Con el mismo protocolo del resto de fiestas, después de agruparse los caixers se deja paso al tradicional jaleo.

No obstante, este jaleo se distingue de otros por la calidad musical de su orquesta, en completa armonía con los caballos. Mientras, el público entona su famosa samba.

Sant Gaietà en Llucmaçanes, Mahón (del 4 al 6 de agosto)
El casería de Llucmaçcanes se perfila como uno de los más codiciados de Mahón por su tranquilidad. Acudir a este amable pueblo es disfrutar de la naturaleza y de sus gentes sencillas y agradables.

Sus fiestas se caracterizan por el tradicional jaleo y sus animadas verbenas.

Sant Llorenç, Alaior (11 y 12 de agosto)
Las fiestas de San Lorenzo de Alaior no son fiestas patronales, sino mayores. Celebradas en honor al santo, su origen se remonta a la conquista de Menorca por el rey Alfonso III “El Liberal” a finales del siglo XIII.

Las carreras de caballos se han convertido, desde entonces, en una tradición en la que las paredes de piedra de Es Cos se transforman en un lugar idóneo para disfrutar de ellas.

Sant Climent, Mahón (del 18 al 20 de agosto)
Mahón acoge las fiestas de Sant Climent, donde adquieren protagonismo el agua y la diversión, además de los caballos y jinetes, señas de identidad de toda fiesta menorquina.

Lo más típico de estas fiestas patronales es que camiones cisterna y vecinos arrojen agua a todo viandante. Ni los más cautos se libran del “aigua de Sant Climent”.

Sant Bartomeu, Ferreries (del 23 al 25 de agosto)
El siglo XIV marca el inicio de estas fiestas, tras la creación de la parroquia y el núcleo primitivo de población.

El tradicional jaleo, las cabalgatas y cabezudos, los mercadillos, los chiringuitos, los juegos infantiles populares y los fuegos artificiales dan vida a este precioso pueblo.

Sant Lluís, Sant Lluís (25 y 26 de agosto)
Estas fiestas patronales, celebradas en honor al santo Luis IX, rey de Francia, albergan la máxima expresión del sentimiento popular.

Los actos festivos de mayor relevancia son los protagonizados por el caballo y el jinete. La salida de la comitiva tiene lugar antes de asistir a los actos religiosos, centro neurálgico de la festividad.

Mare de Déu de Gràcia, Mahón (del 6 al 9 de septiembre)
A primera hora de la tarde la ciudad ya irradia la alegría de los festejos. En este caso, los gigantes y cabezudos discurren por las calles de la ciudad acompañados por la banda municipal y por un grupo de menorquines y menorquinas ataviados con el traje tradicional.

Se perfila como una fiesta de índole religiosa donde adquieren relevancia los caixers, la “Colcada” y el jaleo, entre otros atractivos.

Festa dels Caixers, Alaior (último fin de semana de septiembre)
Se trata de una fiesta de origen religioso, en devoción a Sant Nicolau. Los máximos exponentes de ella son los caixers, que organizan la fiesta de principio a fin.

Con esta festividad concluyen las celebraciones del verano menorquín. Son la guinda de un pastel jugoso y gustoso.

Si quieres recibir más información sobre esta nota de prensa puedes solicitarla en el siguiente enlace:

Más Información

Notas de Prensa Relacionadas

Asesoramiento gratuito de comunicación

Si tienes un negocio, es importante que cuides y trabajes tu comunicación. Comunicae te ofrece una sesión gratuita con uno de nuestros asesores para analizar y mejorar tu estrategia de comunicación.

Solicítalo ahora

Notas de prensa destacadas