X

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

ComunicaeV5

Las 4 señales inequívocas de que una persona sufre narcolepsia, según Instituto Europeo del Sueño

La somnolencia diurna, la cataplejía o la aparición de alucinaciones son algunos de los síntomas más recurrentes en los cuadros de narcolepsia, según apuntan desde Instituto Europeo del Sueño

Published in Santiago de Chile the in Nacional , Medicina , Mujer , Hombre

Los trastornos del sueño son problemas realmente acuciantes en el día a día de una gran proporción de la población, que afecta a la rutina diaria de quien lo padece y pueden complicarse si no se trata a tiempo.

Uno de ellos es la narcolepsia, un problema de origen neurológico que se caracteriza por una excesiva somnolencia diurna.

Aunque no es una patología muy frecuente, ya que solo la sufren entre 3 y 5 personas por cada 10.000 habitantes, supone un impedimento realmente complicado para el desempeño de las funciones cotidianas de los afectados.

Estas son las 5 señales o síntomas más destacados que apuntan a la existencia de un problema de narcolepsia:

Excesiva somnolencia durante la jornada: uno de los grandes problemas de esta patología es que estas personas sienten una necesidad irrefrenable de dormir, que se puede dar, incluso, en situaciones inapropiadas, como en medio de la jornada laboral o mientras conduce.

Cataplejía: la crisis de pérdida de fuerza muscular se puede dar en un momento de emociones fuertes, como una risa o una discusión, sin que se dé una pérdida de la conciencia, pudiendo durar de segundos a minutos y con la posibilidad de una caída al suelo.

Alucinaciones: sensaciones visuales, auditivas o táctiles en las que el paciente es consciente de que son irreales, apareciendo en las transiciones sueño-vigilia.

Parálisis del sueño: en la incapacidad transitoria de realizar ningún movimiento voluntario. Suele durar pocos minutos y también ocurren en las transiciones sueño-vigilia.

Interrupción en el sueño: se suelen dar diversos despertares a lo largo de la noche.

Episodios de visión borrosa, cambios repentinos de estados de ánimo, fatiga, pérdida de memoria o trastornos de la alimentación son otros aspectos que se pueden dar en una persona con narcolepsia.

Más del 50% de pacientes desconocen que padecen este problema
Se estima que en España existen más de 25.000 casos diagnosticados de narcolepsia, aunque los especialistas apuntan a que más de la mitad de los pacientes que lo sufren están aún sin diagnosticar.

Instituto Europeo del Sueño recuerda la necesidad de someterse a pruebas que determinen si existe algún trastorno en el sueño como la narcolepsia que pueda incidir en la calidad de vida de sus pacientes, para tratarlo desde el principio y minimizar sus efectos.

Los trastornos del sueño son problemas realmente acuciantes en el día a día de una gran proporción de la población, que afecta a la rutina diaria de quien lo padece y pueden complicarse si no se trata a tiempo.

Uno de ellos es la narcolepsia, un problema de origen neurológico que se caracteriza por una excesiva somnolencia diurna.

Aunque no es una patología muy frecuente, ya que solo la sufren entre 3 y 5 personas por cada 10.000 habitantes, supone un impedimento realmente complicado para el desempeño de las funciones cotidianas de los afectados.

Estas son las 5 señales o síntomas más destacados que apuntan a la existencia de un problema de narcolepsia:

Excesiva somnolencia durante la jornada: uno de los grandes problemas de esta patología es que estas personas sienten una necesidad irrefrenable de dormir, que se puede dar, incluso, en situaciones inapropiadas, como en medio de la jornada laboral o mientras conduce.

Cataplejía: la crisis de pérdida de fuerza muscular se puede dar en un momento de emociones fuertes, como una risa o una discusión, sin que se dé una pérdida de la conciencia, pudiendo durar de segundos a minutos y con la posibilidad de una caída al suelo.

Alucinaciones: sensaciones visuales, auditivas o táctiles en las que el paciente es consciente de que son irreales, apareciendo en las transiciones sueño-vigilia.

Parálisis del sueño: en la incapacidad transitoria de realizar ningún movimiento voluntario. Suele durar pocos minutos y también ocurren en las transiciones sueño-vigilia.

Interrupción en el sueño: se suelen dar diversos despertares a lo largo de la noche.

Episodios de visión borrosa, cambios repentinos de estados de ánimo, fatiga, pérdida de memoria o trastornos de la alimentación son otros aspectos que se pueden dar en una persona con narcolepsia.

Más del 50% de pacientes desconocen que padecen este problema
Se estima que en España existen más de 25.000 casos diagnosticados de narcolepsia, aunque los especialistas apuntan a que más de la mitad de los pacientes que lo sufren están aún sin diagnosticar.

Instituto Europeo del Sueño recuerda la necesidad de someterse a pruebas que determinen si existe algún trastorno en el sueño como la narcolepsia que pueda incidir en la calidad de vida de sus pacientes, para tratarlo desde el principio y minimizar sus efectos.

If you wish to receive more information about this press release, you could send a request on the following link:

More information

Related Press Releases

Free communication consulting

If you are a business owner, it is important to work on and pay attention to your communication. Comunicae offers a free session with one of our consultants to analyze and improve your communication strategy.

Apply now

Featured Press releases

    Without data, for now.