X

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

ComunicaeV5

Índice Autonómico de Competitividad Fiscal (IACF) 2018

Encabezan el ranking Euskadi y Madrid. Lo cierran Aragón y Cataluña, que queda última (penúltima en 2017). Al final de esta nota, se pueden consultar los datos de cada comunidad. Descargar el documento íntegro: http://bit.ly/IACF2018

Publicado en Madrid el en Nacional , Finanzas

La Unión de Contribuyentes (UC) presenta hoy la segunda edición del Índice Autonómico de Competitividad Fiscal (IACF), correspondiente a 2018. Este índice clasifica a todas las comunidades autónomas por su capacidad de competir fiscalmente para retener y atraer empresas y profesionales, generando por tanto actividad económica y empleo.

El índice, apoyado por la Fundación para el Avance de la Libertad y por la estadounidense Tax Foundation (que elabora un ranking similar para los cincuenta estados de su país), tiene en cuenta los tramos autonómicos de los grandes impuestos, los tributos cedidos a las comunidades, la especificidad canaria y la de los regímenes forales, y los impuestos adicionales establecidos por cada comunidad autónoma. La autora del informe es la prestigiosa economista Cristina Berechet, y en esta ocasión participa también el presidente de la Tax Foundation, Scott Hodge, de visita en España.

Principales conclusiones del IACF 2018. Cabe destacar una ligera contracción de la competencia fiscal entre comunidades, que el año pasado era de 2,38 puntos sobre diez (entre el territorio más competitivo y el menos competitivo) y ahora es de 2,23 puntos. Por otro lado, el índice continúa claramente liderado por Euskadi y la Comunidad de Madrid, que siguen ocupando las cuatro primeras posiciones (las provincias vascas se miden de forma separada al contar cada una de ellas con administración fiscal propia). Igual que el año pasado, Vizcaya encabeza el IACF 2018, seguida de Álava, la Comunidad de Madrid y Guipúzcoa. En quinto lugar irrumpe La Rioja, desplazando un puesto a Canarias, que queda ahora sexta a pesar de las particularidades fiscales del archipiélago.

Las comunidades que más bajan son Asturias y Navarra. El Principado cae cuatro puestos quedando antepenúltimo. La Comunidad Foral, a pesar de disponer de concierto económico, pasa del séptimo al décimo puesto. La mejora más pronunciada es la de Extremadura, que sube más de 0,7 puntos sobre diez y pasa de ser la última en 2017 al decimoquinto puesto en 2018.

El último puesto lo ocupa Cataluña, que era penúltima en 2018. Pese a subir unas décimas, es la única comunidad que aún queda por debajo del aprobado. Ellos se debe sobre todo a la persistencia de un número muy elevado de impuestos autonómicos adicionales a los cedidos por la Administración central, triplicando la media de tributos propios de las demás comunidades.

Datos de competitividad fiscal de cada comunidad autónoma - IACF 2018
Andalucía, puesto 13 de 19 (5,67 puntos sobre 10)
, que apenas logró en 2017 el aprobado raspado, sube 67 centésimas y abandona el furgón de cola del ranking, subiendo tres puestos y ocupando en 2018 el decimotercer lugar. Esta mejora de la competitividad fiscal andaluza se debe a la drástica reforma del Impuesto sobre Sucesiones. Sin embargo, cuenta con una importante proliferación de los impuestos propios, es decir, adicionales a los cedidos total o parcialmente por el Estado, y tiene amplias posibilidades de mejora en éstos últimos.

Aragón, puesto 18 de 19 (5,10 puntos sobre 10). Aragón se sitúa entre las peores regiones en tres impuestos clave a la vez: Renta, Sucesiones y Patrimonio. No obstante, es la única comunidad del furgón de cola que aprobó una reforma de última hora en el Impuesto sobre Sucesiones. Aun así, no ha sido suficiente para mejorar su posición en el Índice de Sucesiones ni tampoco en el conjunto del IACF 2018.

Asturias, puesto 17 de 19 (5,27 puntos sobre 10). El Principado no ha emprendido reformas fiscales este año, y pierde cuatro posiciones debido, sobre todo, a las mejoras introducidas por otras comunidades autónomas. Así, baja siete centésimas y pasa a la antepenúltima posición del ranking de 2018.

Baleares, puesto 11 de 19 (5,83 puntos sobre 10). El archipiélago sube apenas dieciséis centésimas respecto a 2017 y se mantiene en la misma posición del ranking, la undécima.

Comunidad Valenciana, puesto 16 de 19 (5,33 puntos sobre 10). La Comunidad Valenciana pierde un puesto en el ranking quedando en 2018 decimoquinta. Esta comunidad tiene uno de los sistemas más gravosos en Trasmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, y calificaciones bajas en todos los componentes del Índice.

Canarias, puesto 6 de 19 (6,63 puntos sobre 10). Pese a experimentar una ligera subida en puntuación (catorce centésimas), el archipiélago pierde un puesto en el ranking, debido a la mejora fiscal introducida por la Rioja, que adelanta así a Canarias en 2018.

Cantabria, puesto 9 de 19 (5,88 puntos sobre 10). Cantabria pierde ocho centésimas y un puesto en el ranking, quedando novena en 2018. Ello se debe a haber emprendido varias reformas que lastran su competitividad fiscal. En primer lugar, pierde cinco puestos en el Índice del Patrimonio al aprobar una tarifa autonómica más elevada que la estatal. También baja diez posiciones en el Impuesto sobre Sucesiones por reducir la bonificación en la cuota del impuesto y, por último, baja dos posiciones en el Índice del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, por haber subido el tipo del gravamen general para la transmisión de inmuebles.

Castilla-La Mancha, puesto 8 de 19 (5,90 puntos sobre 10). Pese a subir muy pocas centésimas en puntuación, Castilla-La Mancha se coloca octava subiendo dos puestos en el ranking, aunque uno de ellos se debe al retroceso sufrido por Cantabria.

Castilla y León, puesto 7 de 19 (5,90 puntos sobre 10). Pese a subir apenas unas centésimas en puntuación, Castilla y León se coloca séptima subiendo dos puestos en el ranking, aunque uno de ellos se debe a la bajada de la competitividad fiscal de la vecina Cantabria.

Cataluña, puesto 19 y último (4,93 puntos sobre 10). La comunidad catalana avanza dieciocho centésimas en puntuación pero pierde un puesto, pasando de penúltima en 2017 a última en 2018 debido a la fuerte subida de Extremadura. Esta comunidad soporta más del doble de impuestos autonómicos que las demás. Además, tiene grandes deficiencias en la estructura del Índice del Impuesto sobre la Renta y en el Impuesto sobre el Patrimonio.

Euskadi, puestos primero, segundo y cuarto (Vizcaya: 7,16 puntos sobre 10; Álava: 7,11; Guipúzcoa: 6,90). La Comunidad Autónoma Vasca lidera claramente el Índice Autonómico de Competitividad Fiscal 2018, que mide de forma separada los tres territorios al disponer de fiscalidad propia y diferenciada. Los tres territorios suben ligeramente en puntuación. La diferencia entre las tres diputaciones se debe a las variaciones en el Impuesto sobre el Patrimonio, ya que la regulación del impuesto en Álava es peor que en Vizcaya, mientras que la situación en Guipúzcoa es más deficiente aún, lastrando a este territorio hasta llevarlo a la decimotercera posición en el índice concreto de ese impuesto, aun teniendo en cuenta la reforma reciente del mismo. Guipúzcoa, que se mantiene en cuarta posición, reintrodujo el Impuesto sobre el Patrimonio y recuperó el escudo fiscal. No obstante, podría situarse por delante de Madrid si elevara el escudo fiscal y las deducciones en el Impuesto sobre el Patrimonio al nivel de Vizcaya, reduciendo a la vez la tarifa del impuesto. En 2018, las tres diputaciones vascas destacan por haber deflactado la tarifa del Impuesto sobre la Renta y por aumentar las deducciones por descendientes.

Extremadura, puesto 15 de 19 (5,44 puntos sobre 10). Extremadura sube más de siete décimas y experimenta el mayor avance en el ranking (cuatro puestos), pasando del último lugar al decimoquinto. Cabe destacar la reforma del Impuesto sobre Sucesiones, que le hace escalar trece puestos en el subíndice correspondiente. Sin embargo, Extremadura necesita reformar profundamente el Impuesto sobre el Patrimonio y el Impuesto sobre la Renta.

Galicia, puesto 14 de 19 (5,65 puntos sobre 10). Galicia pierde dos puestos al adelantarla Murcia y Andalucía, y pese a subir unas pocas centésimas en puntuación se aproxima al furgón de cola del índice, quedando decimocuarta.

La Rioja, puesto 5 de 19 (6,65 puntos sobre 10). La Rioja sube más de dos décimas y asciende un puesto, incorporándose al pelotón de cabeza como quinta comunidad autónoma más competitiva fiscalmente en 2018. Obtiene buenas notas en todos los componentes del ranking y ayudan a su avance las reformas realizadas en el Impuesto sobre la Renta y en Patrimonio. Pero podría mejorar aún más si reformara el Impuesto sobre Sucesiones y eliminara algunos impuestos propios.

Madrid, puesto 3 de 19 (6,95 puntos sobre 10). La Comunidad de Madrid sube doce centésimas y mantiene la tercera posición en el ranking de 2018 pese a no haber emprendido reformas. Su posición podría mejorar si redujera el número de impuestos propios autonómicos y eliminara el Impuesto sobre Hidrocarburos.

Murcia, puesto 12 de 19 (5,72 puntos sobre 10). La Región de Murcia experimenta una fuerte subida en puntuación (treinta y nueve centésimas) y asciende dos puestos en el ranking de comunidades autónomas, quedando decimosegunda. Ello se debe sobre todo a la reforma del Impuesto sobre Sucesiones.

Navarra, puesto 10 de 19 (5,83 puntos sobre 10). La Comunidad Foral pierde más de dos décimas en puntuación y experimenta una fuerte caída en el ranking, quedando décima frente al séptimo lugar obtenido en 2017. Al reducir el escudo fiscal del Impuesto sobre el Patrimonio pierde dos puestos en el subíndice correspondiente. También pierde cinco posiciones al subir de forma desafortunada el Impuesto sobre Sucesiones. Además, al no reformar el Impuesto sobre la Renta, pierde competitividad frente a las comunidades de régimen común, que sí han visto reducida su factura en el IRPF por la reforma estatal.

Sobre la Unión de Contribuyentes
La Unión de Contribuyentes (UC) es una organización de la sociedad civil cuya misión es reducir, simplificar y hacer proporcional la carga tributaria que soportan los ciudadanos y las empresas. UC es la entidad española miembro de la World Taxpayers Association.

+ INFO: www.contribuyentes.es

Sobre la Fundación para el Avance de la Libertad
La Fundación para el Avance de la Libertad impulsa la cultura de la Libertad. Es por un lado un instituto de pensamiento dedicado a la producción intelectual en clave divulgativa y, por otro, una incubadora de asociaciones de activismo social pro-Libertad. La Fundación es miembro de la Atlas Network, que agrupa a más de 450 think tanks pro-Libertad en todo el mundo.

+ INFO: www.fundalib.org

Si quieres recibir más información sobre esta nota de prensa puedes solicitarla en el siguiente enlace:

Más Información

Notas de Prensa Relacionadas