X

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

ComunicaeV5

El Urólogo Bartolomé Lloret repasa los avances en el tratamiento del cáncer de próstata

El Dr. Bartolomé Lloret, Urólogo y Director del Centro de Salud para el Hombre del Hospital Vithas Internacional Medimar en Alicante, detalla en este artículo aspectos sobre los últimos avances en prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer de próstata. La finalidad es la de informar y dar a conocer mejor una enfermedad que es a día de hoy el segundo cáncer más habitual en varones y ofrecer las alternativas para hacerle frente

Publicado en Alicante el en Medicina , Hombre , Valencia

Estudios genéticos para tratar el cáncer de próstata
El estudio genético está enfocado no solo al estudio del ADN del tumor que permitirá identificar aquellos pacientes que deberán ser tratados de una forma más agresiva, como por ejemplo la cirugía radical o radioterapia, y tomar una postura más conservadora en otros que no necesitarán de estos métodos de tratamiento, sino simplemente observar y llevar un control estricto de la evolución del tumor.

Estos estudios genéticos también servirán para crear medicamentos mas específicos para cada paciente con cáncer de próstata, se les podría llamar medicamentos a la carta. ¿Sabía que las alteraciones genéticas capaces de aumentar el riesgo de padecer el cáncer de próstata pueden ser heredadas tanto del padre como de la madre?

Prevención como primer paso
Se continúan buscando los alimentos (o las sustancias en ellos) que pueden ayudar a disminuir el riesgo de cáncer de próstata. Aunque se han encontrado algunas sustancias (licopenos) en los tomates y en los frijoles de soya (isoflavonas) que podrían prevenir el cáncer de próstata. Hasta ahora, la mayoría de las investigaciones sugieren que una alimentación equilibrada que incluya estos alimentos, así como otras frutas y vegetales, es probablemente más beneficiosa que consumir estas sustancias en complementos alimenticios.

Una vitamina que podría ser importante en la prevención es la vitamina D, así como la ingesta de omega 3 presente en pescados azules. Sin embargo, la toma de complejos multivitamínicos muy de moda en EE. UU., aunque se vendan como específicos para ayudar contra el cáncer de próstata no han demostrado ser útiles. La asignatura pendiente es encontrar un fármaco que realmente disminuya el riesgo de desarrollar el cáncer de próstata en aquellos pacientes predispuestos a padecerlo. Es decir, un fármaco que se pudiese administrar a pacientes que o bien genéticamente o bien con factores hereditarios claros tienen más riesgo de contraer la enfermedad.

La detección temprana aumenta las probabilidades de éxito
Hoy por hoy el antígeno prostático específico (PSA) es el mejor método del que se dispone, aunque no es perfecto. Esta prueba pasa por alto a algunos cánceres, y en otros casos el nivel de PSA se eleva, en circunstancias como la infección, inflamación o aumento benigno del tamaño de la próstata.

Otros marcadores tumorales se están desarrollando para detectar el cáncer de próstata:

• La prueba phi, que combina los resultados del PSA total, PSA libre y proPSA.

• Pruebas, como Progensa, que analiza el nivel de antígeno 3 del cáncer de próstata (PCA3) en la orina después de un examen digital del recto (DRE).

• Pruebas que buscan encontrar algún cambio genético anormal.

Probablemente estas pruebas no reemplacen la prueba PSA en un futuro cercano, pero podrían ser útiles en ciertas situaciones. Por ejemplo, algunas de estas pruebas pueden ser útiles en hombres con un PSA ligeramente elevado, para ayudar a determinar si deben someterse a una biopsia de la próstata. Para una detección temprana es imprescindible acudir a la consulta del urólogo a la mínima aparición de cualquier síntoma.

El diagnóstico del cáncer de próstata
La ecografía es sin duda el método de diagnóstico más utilizado en la valoración de la próstata. Sin embargo, la ecografía convencional puede no detectar algunas áreas que contienen cáncer. Se han desarrollado nuevos métodos que permiten identificar mínimas lesiones anormales dentro de la glándula permitiéndonos dirigir la biopsia hacia las zonas sospechosas de contener tumor. Un método más nuevo consiste en medir el flujo sanguíneo dentro de la glándula usando una técnica llamada ecografía Doppler a color (a menudo los tumores tienen más vasos sanguíneos a su alrededor que el tejido normal). La resonancia magnética ha dado un nuevo impulso en la detección de zonas sospechosas, así como la posibilidad de conocer la extensión del tumor fuera de la glándula y la posible invasión de los ganglios linfáticos.

Tratamientos para combatir el cáncer de próstata
A lo largo de los años, los métodos de tratamiento para el cáncer de próstata han ido evolucionando. Los avances llevados a cabo en las diferentes técnicas mejoran los anteriores procedimientos consiguiendo una menor invasividad en el organismo o la reducción de los posibles efectos adversos posteriores a las intervenciones. A continuación, se muestran algunos de los tratamientos del cáncer de próstata más avanzados:

Operación del cáncer de próstata por laparoscópia
Esta es una de las técnicas que más ha evolucionado para la eliminación del cáncer de próstata. La aplicación de grandes avances tecnológicos como la cirugía robótica, permite una mayor destreza al cirujano mejorando la precisión durante la intervención con el fin de convertir la cirugía en un procedimiento mínimamente invasivo para el paciente. La laparoscópica para el cáncer de próstata con cirugía robótica es sin duda un efectivo adelanto que permite además reducir los tiempos de recuperación y efectos secundarios.

Operación del cáncer de próstata con láser
La operación tradicional del cáncer de próstata estaba basada prácticamente en la cirugía abierta hasta hace unos años, en los que avances en las cirugías y tratamientos han ido dejándola de lado. La inclusión de la tecnología láser en la cirugía del cáncer de próstata, a supuesto la posibilidad de reducir algunas inconvenientes producidos por las cirugías tradicionales. Reducción del sangrado durante la intervención, recuperación más rápida, disminución de las molestias postoperatorias, menos probabilidades de sufrir disfunción eréctil o incontinencia urinaria etc.

Cirugía endoscópica para el cáncer de próstata próstata
La cirugía endoscópica permite acceder a la próstata a través de la uretra para poder tratar el cáncer a través de láser o la corriente eléctrica monopolizar o bipolar. Esta técnica permite al cirujano visualizar la zona que se va a tratar a través de cámaras de alta resolución permitiendo al cirujano ser más preciso en su trabajo para conseguir una menor invasividad y reducir al máximo los riesgos y efectos de la intervención.

Para obtener una mayor información, recomiendan contactar con la Unidad de Urología Saludhombre del Hospital Vithas Internacional Medimar. El Dr. Bartolomé Lloret evaluará su caso para poder ofrecerle un diagnóstico y tratamiento personalizado.

Si quieres recibir más información sobre esta nota de prensa puedes solicitarla en el siguiente enlace:

Más Información

Notas de Prensa Relacionadas