X

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

ComunicaeV5

El bumping: el método de robo más utilizado por los ladrones para reventar cerraduras

Los robos en los hogares españoles son una realidad cada vez más habitual. Estos robos han aumentado un 26,4% en tan sólo dos años, tanto en ciudades como en pueblos según indica el Balance de Criminalidad realizado por el Ministerio del Interior. Los ladrones tienen la capacidad de entrar en cualquier casa con el método del bumping Pero, ¿en qué consiste dicha técnica? A continuación Cerrajeros Admifin lo detalla

Publicado en Madrid el en Nacional , Bricolaje , Sociedad , Madrid

El método bumping se caracteriza por su eficacia y sencillez: los ladrones introducen una llave previamente manipulada en el cilindro. Esta llave se golpea moviendo así los cilindros de la cerradura o los pistones. Los pistones del cilindro saltan de forma simultánea al dar el golpe y posteriormente simulan el giro de la llave y logran entrar en el domicilio.

El método del bumping tiene su origen en Dinamarca en los años 70. Era conocida como una técnica que utilizaban los cerrajeros para desbloquear los cilindros. En la actualidad sigue usándose entre profesionales aunque ha acabado derivando como actividad delictiva entre los asaltantes de hogares.

Otro de los métodos conocidos es el de la ganzúa, la cual consiste en la manipulación de los sistemas internos del bombín con una o varias ganzúas imitando el movimiento de la llave has lograr abrirla.

Desde Cerrajeros Madrid se recomienda "mejorar el sistema de cerraduras que podamos disponer en nuestros hogares para complicar en la medida de lo posible el acceso al mismo. Las Cerraduras Dierre o Cerraduras Arcu Madrid pueden ser una buena opción para asegurar e impedir las entradas no deseadas a nuestros hogares".

Las llaves que se emplean en el bumping suelen estar manipuladas y muy bien elaboradas para ese propósito tal y como comentan desde Cerrajeros Admifin. Los ladrones colocan dichas llaves boca abajo para que con tan sólo un buen golpe de martillo sea suficiente para abrir la cerradura. Lamentablemente existen en internet múltiples tutoriales donde enseñan a crear este tipo de llaves.

Por lo tanto, el bumping es un método limpio y que los ladrones escogen por su sencillez y rapidez. Afortunadamente existen cerraduras que impiden la práctica de esta maliciosa técnica. La actualización de una cerradura convencional a una cerradura antibumping no conlleva la sustitución en su totalidad, sino que bastaría con el cambio a un cilindro antibumping que impida la práctica dela técnica por parte del asaltante. Estos cilindros se fabrican con materiales altamente resistentes impidiendo así el famoso bumping. Materiales como el cromo-níquel y acero junto con llaves de seguridad que las hacen prácticamente incopiables además de sistemas anti ganzúa para no poder extraer la cerradura y que hacen del bumping un método ineficaz y convierten a la cerradura en un elemento totalmente resistente y seguro para los hogares.

Cerrajeros Madrid aconsejan la instalación de dicho tipo de cerraduras ya que la inversión es muy asequible y económica en comparación de lo que se puede llegar a perder en un hogar.

Otro de los métodos más conocidos de robo en hogares es el llamado resbalón. Para evitar este tipo de robo bastaría con dar una simple vuelta a la llave y no cerrar sólo con un portazo. El resbalón consiste en utilizar una lámina de plástico entre el marco de la puerta y la puerta para así abrirla. Este plástico debe tener la consistencia suficiente para que no llegue e romperse, se suelen utilizar radiografías o tarjetas de créditos para dicho propósito. Así la puerta se abre sin ser forzada, por tanto es importante echar la llave para impedir la práctica de este método.

Es entre los meses de invierno y verano cuando el índice de robos aumenta ya que mucha gente suele estar ausente de sus hogares durante periodos más prolongados, destacando especialmente el mes de agosto que es cuando el número de casas desocupadas aumenta exponencialmente. En estos casos, los ladrones tienden a marcar las casas para controlar cuáles están vacias para posteriormente realizar su delictivo cometido. Una de las claves son pequeños gestos como no tener grandes sumas de dinero en metálico en los domicilios o joyas de gran valor. Una pequeña caja fuerte puede ser un complemento ideal a una buena cerradura. Por tanto, como consejo general es que se les debe poner a los ladrones lo más difícil posible para que no entren en los hogares. Desde el Ministerio del Interior se recomienda no informar de los planes de las vacaciones a nadie que no sea cercano ni difundir dichos planes, otra sería no dejar señales visibles de desocupación de la vivienda, como por ejemplo, pidiendo a una persona de confianza que vacíe el buzón regularmente. Otro método para alejar a posibles ladrones es instalar un reloj programable que encienda y apague la luz a una determinada hora para que parezca así que la vivienda se encuentra ocupada.

Si quieres recibir más información sobre esta nota de prensa puedes solicitarla en el siguiente enlace:

Más Información

Notas de Prensa Relacionadas

Asesoramiento gratuito de comunicación

Si tienes un negocio, es importante que cuides y trabajes tu comunicación. Comunicae te ofrece una sesión gratuita con uno de nuestros asesores para analizar y mejorar tu estrategia de comunicación.

Solicítalo ahora

Notas de prensa destacadas