X

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

ComunicaeV5

Consejos para viajar con niños en Ferry, por PortalFerry

Desde PortalFerry, han elaborado el manual perfecto para que cualquiera que deba viajar en Ferry con toda la familia, disfrute de esas horas de navegación. Viajar con niños en Ferry no tiene porqué ser una complicación; solo hay que tener en cuenta algunos tips que lo harán más fácil

Publicado en España el en Viaje , Ocio , Niños

Estas son las recomendaciones de PortalFerry, el buscador de Ferrys online:

Organizar bien el equipaje para encontrarlo todo al instante

Asegurarse de que se lleva el equipaje bien organizado y listo para embarcar (mantener las bolsas alejadas de niños sobreexcitados que buscan aperitivos y juguetes).

Las mochilas son mejores que las maletas porque permiten tener las manos libres. Si viajan dos adultos pueden coger dos equipajes para niños organizados de la siguiente forma:

- Pack de pañales, ropa de repuesto, tiritas, etc.

- Pack de comida y bebida.

Además, cada niño puede llevar una mochila pequeña que contenga un juguete y una muda de repuesto adicional. Preferiblemente, optar por mochilas con un asa superior, de la que se puede agarrar al pequeño en zonas concurridas o en cubierta.

Reservar una cabina aunque sea para pocas horas

Vale la pena pagar un extra pera poder contar con un campamento base privado, en el que dejar las bolsas o descansar unos minutos. Esto resulta una muy buena idea cuando se viaja con niños.

Hay que tener en cuenta que los niños se alborotan, se cansan y que se necesita llevar encima miles de cosas para entretenerles, alimentarles o curarles.

Por eso, viajando con niños, aunque sea un trayecto corto, es una idea muy sensata reservar una cabina como el lugar privado de refugio familiar.

Recorrer e investigar todas las instalaciones para un viaje seguro

Nada más el ferry zarpe y comience a navegar, es ideal iniciar una exploración exhaustiva familiar por el barco.

Dirirgirse a la cubierta para disfrutar de la brisa, por supuesto; pero también para contar los botes salvavidas disponibles o encontrar la pista de aterrizaje para helicópteros. Se pueden encontrar mapas de todas las instalaciones colgados por cubierta, así como instrucciones de qué se debe hacer en caso de emergencia; no está de más dedicar 10 minutos a leer esta información.

En el interior, la mayoría de los ferrys contienen un montón de actividades para familias, por lo que no hace falta llevar encima un baúl de juguetes.

Además de tiendas y bares, suele haber salones con televisión, zonas de juego para niños e, incluso, piscina.

Traer comida casera para evitar disgustos con el menú

Hemos hablado de las habituales instalaciones de las que se puede disfrutar a bordo de un ferry y una de ellas es por supuesto la cafetería o restaurante. Sin embargo, no siempre es fácil que los niños coman de todo.

Para evitar una comida y cena intentando que los hijos coman un menú que no les gusta, es preferible llevar la comida favorita de los peques en un recipiente hermético.

Además, se evita tener más costes adicionales si se lleva comida para toda la familia y no solo para los niños. Una ensalada de pasta enorme para todos puede ser ideal para un picnic familiar.

Viajar con un botiquín con todo lo necesario

Hay que asegurarse de que en la embarcación hay un espacio de enfermería. Y además, viajar con todo lo necesario para imprevistos: tiritas para pequeñas caídas, paracetamol para una fiebre repentina, crema para chichones, etc. Llevar encima un botiquín con todo lo necesario es lo mejor para prevenir que cualquier incidencia arruine el viaje.

No solo eso, por si se levanta temporal también es aconsejable llevar medicamentos contra el mareo; tanto para pequeños como para adultos.

Mantener a los peques felices

Hay millones de consejos y trucos para disfrutar de un viaje en ferry con niños pequeños. La mayoría de estos consejos comienzan y terminan por el espacio: lo mejor es asegurarse de que el pequeño tiene suficiente espacio para pasear, correr, dormir o -porque a todo el mundo le pasa – tener una rabieta.

Una manera fácil de asegurarse de ésto es, como decíamos al principio, reservar una cabina. Esto proporcionará espacio extra, no solo para poner las maletas, también para que pueda dormir una siesta o relajarse un tiempo.

Consejos para mantener a raya el presupuesto

Como regla general, reservar el viaje con antelación. Normalmente, cuanto más cerca está la fecha del viaje más caro suele ser el precio. Para la mayoría de líneas, se obtienen mejores precios si se reserva con una antelación de 60 días o, incluso, más.

Viajar entre semana también resultará más barato, si se tiene la disponibilidad para hacerlo. Y si se tiene alma de pirata y es necesario coger ferrys a menudo, se puede consultar si la línea ofrece packs para viajeros frecuentes.

Es posible encontrar ofertas para viajar en Ferry y reservar online un viaje en ferry, desde Portal Ferry: el buscador de ferris para localizar y reservar el viaje.

Si quieres recibir más información sobre esta nota de prensa puedes solicitarla en el siguiente enlace:

Más Información

Notas de Prensa Relacionadas

Asesoramiento gratuito de comunicación

Si tienes un negocio, es importante que cuides y trabajes tu comunicación. Comunicae te ofrece una sesión gratuita con uno de nuestros asesores para analizar y mejorar tu estrategia de comunicación.

Solicítalo ahora

Notas de prensa destacadas